Medir y optimizar el rendimiento olímpico. Más allá de las medallas

¿Que quiere decir que China tiene 88 medallas? ¿Que quiere decir que España tiene 87 medallas menos que Estados Unidos? ¿Que quiere decir que España tiene 1 medalla menos que en Pekín 2008? ¿Es justo que Brunei o Kirguizistan ocupen la última posición del ranking medallista?

Uno de los ejercicios importantes en todo proyecto de analítica web consiste en la correcta definición de KPIs (Principales Indicadores Clave). Un buen KPI es aquel dato que aporta información clara (sin ambigüedades), proporciona contexto, evalúa objetivos establecidos y permite plantear conclusiones accionables (insights).

El número de medallas conseguidas parece estar juzgando estos días el éxito o fracaso de cualquier equipo olímpico en los recientes JJOO de Londres 2012. ¿Tiene sentido utilizar el número de medallas como indicador de referencia?

Medición de rendimiento olímpico

Tomando como variables base el número de atletas, el número de deportes y el número de medallas; podemos plantear unos indicadores clave de rendimiento olímpico que nos acerquen de manera más fina a los resultados logrados por los atletas en Londres 2012.

Viendo el medallero de cada país, ¿Se puede extraer alguna conclusión que permita mejorar de cara a Río 2016? La intención de tener un dato alternativo al (básico) número de medallas, pretende medir mejor la realidad y sobre todo ayudar en la optimización de cualquier estrategia olímpica de cada país.

A continuación propongo 2 KPIs para medir el rendimiento olímpico.

  • Índice de Medallas por Atleta (IMA): no todos los países envían el mismo número de atletas a las olimpiadas. Este año Reino Unido ha sido representado por una delegación de 541 atletas, mientras que Gambia ha contado con tan sólo 2 atletas. En esta ocasión, Reino Unido ha logrado 87 medallas, mientras que Gambia no ha logrado sumar. Pero tan sólo 1 medalla olímpica hubiese significado para Gambia un rendimiento olímpico del 50% (1 hipotética medalla con 2 atletas), bastante más eficiente que el rendimiento del 11% de Reino Unido (62 medallas con 541 atletas). Aplicando este índice, las posiciones que ocupa cada país en el medallero cambian. Por ejemplo, China (87 medallas con 380 atletas) resulta un 23% más eficiente que Estados Unidos (102 medallas con 529 atletas). Este indicador resultaría útil para justificar el número de atletas óptimo que cada país debe enviar a las olimpiadas, pudiendo también segmentar por atletas hombres o mujeres.
  • Índice de Medallas por Deporte (IMD): cada país compite en una serie de deportes (y disciplinas). España, por ejemplo, ha participado en 23 deportes (de 26 posibles) y ha logrado medalla en un total de 10 deportes diferentes. Así que ha tenido un rendimiento polideportivo del 43% (10 medallas en deportes diferentes sobre 23 deportes representados). En cambio Ucrania, a pesar de haber obtenido 3 medallas más que España, lo hace con un rendimiento polideportivo un 10% inferior (9 medallas en deportes diferentes sobre 23 deportes representados). Este indicador resultaría útil para justificar el número de disciplinas óptimo que cada país debe representar en las olimpiadas, pudiendo también segmentar según deportes de equipo o individuales.

Además de estos 2 indicadores, aún podemos tener un tercero que los pondere e incluso añada otra serie de factores. Así obtenemos una puntuación que mide de manera compacta el rendimiento olímpico de cada país, como resultado de las siguientes variables:

  • Índice de Medallas por Atleta (IMA).
  • Índice de Medallas por Deporte (IMD).
  • Récords olímpicos y récords mundiales batidos.
  • Ratio de Cobertura Deportiva (RCD), o variedad de deportes diferentes que representa un país. Viendo como positivo aquellos más polideportivos.
  • Valores socio-demográficos, tales como población o renta per cápita. Valorando como positivo aquellas delegaciones minoritarias o con recursos económicos limitados.
  • Variación de la puntuación respecto edición anterior. Valorando como positivo aquellos países con incrementos superiores a la media.

Optimización de estrategia olímpica

Trás los JJOO de Londres 2012, las miras ya se sitúan en Río 2016.

¿Cómo se decidirán los recursos destinados a los atletas profesionales de cada país? ¿A qué deportes se les dará prioridad por encima de otros? Utilizando el número de medallas logradas se hace difícil obtener respuesta a estas preguntas. Pero utilizando alguno de los indicadores definidos, quizá es más sencillo.

Por ejemplo, España ha enviado 3 representantes de taekwondo y estos han logrado 3 medallas (100% IMA y 100% IMD). En la otra cara de la moneda se sitúa el atletismo, para el que España no ha logrado ninguna medalla a pesar de haber sido representado por 50 atletas (0% IMA y 0% IMD). ¿Qué quiere decir esto? Aunque me gusta el atletismo ¿Tiene sentido que España siga dedicando esfuerzos en este deporte y en sus disciplinas? Lo que de entrada parece claro es que a día de hoy las cosas se están haciendo mal en atletismo y muy bien en taekwondo.

Otro componente importante es el nivel de competencia. El atletismo es un deporte altamente competido en las olimpiadas, pues son hasta 2000 atletas los que se juegan una medalla. El taekwondo es uno de los minoritarios, con poco más de 120 atletas. Es decir, existen más posibilidades a medalla en taekwondo que en atletismo. Si además tu país ya es fuerte en esta disciplina, las posibilidades de mantener el nivel en futuras olimpiadas se multiplica.

Este punto queda muy claro si analizamos lo sucedido con Reino Unido y el ciclismo. Este año Reino Unido ha contado con la representación de 27 ciclistas y ha obtenido una renta de 12 medallas (44% IMA y 100% IMD). El nivel de competencia de este deporte es medio, con 525 atletas en total. Este es un caso donde existe un buen equilibrio entre representación de atletas, recuento de medallas y nivel de competencia. Lo cual indica que Reino Unido debería seguir apostando por este deporte para Río 2016.

Otro ejemplo interesante es el de Jamaica, un país que lo tiene claro. Es uno de los menos polideportivos, ya que tienen representación en tan sólo 3 deportes olímpicos: hípica (1 atleta), natación (1 atleta) y atletismo (47 atletas). Jamaica dispone de menos recursos que potencias como Estados Unidos, pero sin embargo saca el mayor potencial de sus atletas dedicando sus esfuerzos en el entreno exclusivo de especialistas del atletismo. Ha logrado 12 medallas en este deporte (26% IMA y 100% IMD), y analizando el detalle uno se da cuenta de que estas medallas se han logrado en las disciplinas de sprint (100m, 200m y 4x100m relevos) donde prácticamente llegan al 100% de eficiencia tanto masculino como femenino. Esto indica que si el equipo jamaicano de atletas ya obtiene un alto rendimiento para atletismo en general, aún lo seria más si se volcase únicamente en las disciplinas de sprint.

En general, priorizaremos un deporte u otro según 2 premisas:

  • Rendimiento actual logrado utilizando IMA e IMD (incluyendo récords batidos y progresión respecto edición anterior) y pudiendo segmentar según sexo y deportes en equipo o individuales.
  • Competencia del deporte, teniendo en cuenta si es minoritario o popular.

Del entreno a la competición

Utilizar datos adecuados (o KPIs) es imprescindible para comprender la realidad de manera correcta y actuar sobre seguro. Ya sea en el contexto web o cualquier otro contexto, como el deportivo. En este caso mirar más allá de las medallas es necesario. Y aunque no garantiza el éxito inmediato, si ayudará en su búsqueda a medio y largo plazo. De la teoria a la práctica hay un salto, pero el futuro olímpico de todo país también deberia estar basado en el análisis de datos que permita definir y justificar cualquier planificación y estrategia deportiva.

Afortunadamente para el espectáculo, el éxito deportivo siempre estará expuesto a componentes que no se pueden medir. Excepciones que rompen cualquier estadística. Superdotados como Michael Phelps o Usain Bolt dispuestos a pulverizar cualquier métrica en menos de 10 segundos.

danir@webanalytics.es'
Es consultor en DBi desde 2009. Ha trabajado con numerosos clientes desde entonces. Entre ellos, la UOC, Vueling o Gas Natural

6 Comentarios

  1. pere.rovira@gmail.com'

    Excelente artículo Dani. Qué manera tan interesante de hacernos pensar sobre un tema esencial: la elección de los KPIs correctos. Además, salen conclusiones muy interesantes, espero que te lean desde el comité olímpico español :)

    Me permito hacer un par de observaciones, fruto de reflexionar sobre tu artículo en la ducha ;)

    1) Para deportes colectivos, ¿cómo aplicamos el índice de medallas por atleta? Por ejemplo en waterpolo femenino conseguimos una medalla, pero su IMA sería sólo del 10%, puesto que participan 10 atletas del equipo. Una solución sería multiplicar el IMA por el número de atletas del deporte, pero entonces siempre tendrías un IMA de 0% o 100% en deportes colectivos… aunque me parecería más justo.

    2) Segmentar el IMA te puede llevar a resultados interesantes. Primero, se me ocurre segmentar por el color de la medalla. Así veremos qué IMA tenemos para bronce, plata o oro. Quizás un IMA del 15% en oro, interesa más que un IMA del 25% en bronce. También indica los deportes en los que estamos consolidados, versus aquellos en los que estamos creciendo. Segundo, segmentaría por edad. Un IMA medio para deportes con atletas muy jóvenes, me interesa mucho, porque significa que en este deporte tengo potencial futuro. Mientras que un IMA alto para deportes con atletas mayores me indica que de cara a las próximas olimpiadas lo tendré más difícil (sobre todo sabiendo que son cada 4 años) si no introduzco relevo generacional.

    3) Balancear siempre IMA e IMD. Sin duda, podemos subir en IMA si apostamos sólo por muy pocos deportes en los que sabemos que conseguiremos medalla, y eliminar el resto. Sin embargo, esto empobrecería a la larga las olimpiadas, con deportes que se quedarían sin representación o muy poca. Por ello, antes de tomar una decisión basada en IMA, me impondría un IMD mínimo al que hay que aspirar.

    4) Visualizar los datos. Creo que el número de medallas gana como indicador “sensacionalista”, de los que salen en los periódicos y telediarios, porque es fácil de asimilar. A más medallas, mejor posición. Respecto al IMA e IMD, siendo mejores indicadores, son más difíciles de procesar. Creo que tendríamos que inventarnos un nombre más “comercial” :), así como pensar en una posible visualización atractiva de estos datos, para llegar al gran público de manera más usable.

    ¿Llegará un dia en que el COE llamará a los analistas web para ayudarles a preparar sus estrategias? Viendo los resultados de tu análisis, yo me lo plantearía muy seriamente. Como también me planteo que llamarnos “analistas web” es un término absurdo. Medir, analizar, optimizar… sirve más allá de la web. Me pregunto qué sucedería si comenzáramos a aplicar estos criterios a la manera en que el gobierno de España distribuye sus presupuestos…

    Reply
  2. danir@webanalytics.es'

    Gracias por este comentario Pere.

    La segmentación de IMA puede dar pie a un montón de conclusiones.
    Y es verdad que habría que encontrar la manera de representar y comunicar toda esta información fácilmente. Aunque para sensacionalismo se puede plantear la métrica “Coste de Medalla por País”, directamente relacionado con el ROI ya que tendría en cuenta la inversión a deportes olímpicos que cada país realiza.

    Tal como sugieres, la idea para deportes colectivos es tratarlos o bien como N medallas a N atletas (todos reciben 1 medalla), o bien 1 medalla a 1 equipo.

    Hablamos.

    Reply
  3. fvaqueroj@hotmail.com'

    Buen enfoque, algo que creo que es necesario comentar, pero que en realidad todos tenemos en mente.

    Una cosa sí. Hablar de IMD con países que han ganado medalla y teniendo en cuenta solo una disciplina para mí resulta absurdo, porque el porcentaje siempre será del 100%. Creo que si se tiene esto en cuenta, habría que segmentar las pruebas a las que se ha presentado ese país dentro de esa categoría (es decir, en atletismo, por ejemplo, hablar de los 100m., maratón, salto de vallas…) y medirlo de esa manera. Y aparte de estar de acuerdo con el punto 2 que indica Pere para ponderar el aspecto cualitativo, se me ocurre que falta un análisis del potencial, midiendo cuestiones como el número de cuartos puestos o, hablando de “coste por medalla”, también relacionar el presupuesto estatal invertido (si es que existe alguno) y los resultados en los JJOO.

    Reply
  4. jamicelys_11@hotmaill.com'

    HOLA

    Reply
  5. betosoto300@hotmail.com'

    Excelente análisis Daniel y muy clara la forma de diagnosticar que país fue el que tuvo mejor rendimiento proporcional al contingente que envían y también se reducirían mucho el costo de cada delegación
    a las Olimpiadas o Campeonatos Mundiales, ya que se evitaría que muchos deportistas fueran únicamente de turistas. Después te envío una propuesta que quiero hacer para elegir a los candidatos a los
    Salones de la Fama del deporte.
    Te mando un abrazo y repito excelente propuesta, hasta luego.

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. 6 claves para crear una web rentable - [...] Extra: Medir y optimizar el rendimiento olímpico. Más allá de las medallas [...]

Envia un comentario